Tag Archive | "presión arterial"

Hipertensión Arterial


La Hipertensión Arterial Sistémica (HAS) es la elevación sostenida de la presión arterial, por alguna causa conocida (secundaria) o desconocida (primaria) igual o mayor a 140 milímetros (mm) de mercurio (Hg) (sistólica) o igual o mayor a 90 mm de Hg (diastólica).

La presión arterial (PA), es la fuerza (hidrostática) de la sangre sobre las paredes arteriales, que resulta de la función de bombeo del corazón, volumen sanguíneo, resistencia de las arterias al flujo, y diámetro de la arterial.

Ambos componentes de la presión arterial son:

  • La presión sistólica que nos informa de la presión en la salida del corazón y,
  • La presión diastólica, que nos informa de la presión en los vasos sanguíneos en la periferia corporal.

Las emergencias por hipertensión mayores, son casos que requieren la reducción inmediata de la HAS debido a daño en órgano blanco, como corazón, cebrero y/o riñones.

Por otro lado, las emergencias hipertensión menores son casos de descontrol grave de la HAS sin evidencia de daño en órgano blanco pero requieren la disminución de la presión arterial en término de horas. Se considera como tal una presión diagnóstica igual o superior a 110 mm de Hg.

Causas y factores riesgosos:

Casi en todos los casos que se presenta se desconoce su aparición.

En 5% de casos (aproximadamente) es debido a:

  • Insuficiencia renal crónica
  • Enfermedades renales y suprarrenales
  • Desórdenes y tumores endócrinos
  • Arterioesclerosis
  • Enfermedades de las arterias (arteritris)
  • Coartación (colapso) de la aorta

Los factores de riesgos que pueden desarrollar hipertensión son:

  • Tercera edad (mayor de 60 años)
  • Obesidad
  • Píldoras anticonceptivas
  • Tabaquismo
  • Estrés
  • Alcoholismo
  • Esteroides
  • Exceso de café o bebidas estimulantes (cafeína)
  • Niveles altos de colesterol o de lípidos
  • Dietas grasas y/o muy saladas
  • Vida sedentaria
  • Supresores del apetito
  • Historia familiar de infarto o hipertensión
  • Uso de ciertos medicamentos
  • Descongestionantes nasales

Síntomas:

Cuando alguien posee la presión elevada, ésta no produce malestares clínicos por sí misma. Se sospecha de ella por:

  • Dolores de cabeza
  • Hemorragias nasales
  • Fallo de los riñones y otros órganos blancos debido a la afectación de la circulación de estos órganos.
  • Mareos
  • Pérdidas bruscas de la visión
  • Confusión o pérdida de sensibilidad en extremidades, por la afectación cerebral
  • Tos sanguinolenta o acortamiento de la respiración, por afectación a los pulmones.

Diagnóstico:

En mayores de 18 años, el diagnóstico se establece con una elevación sostenida de la presión arterial sistémica con cifras iguales o mayores de 140/90 mmHg. Identificar malestares asociados con hipertensión secundaria en el paciente.

También se pueden realizar algunos examenes:

  • Biometría hemática
  • Rayos X de tórax
  • Creatinina sérica
  • Ácido úrico
  • Electrlitos como potasio (K) y calcio (Ca)
  • Electrocardiograma
  • Colesterol total y triglicéridos

Tratamiento:

El paciente tendrá que cambiar sus hábitos de vida. Es conveninete realizar ejercicio aeróbico de 30 a 60 minutos por al menos 3 días a la semana.

Reducir el consumo de alcohol en pacientes con problemas de alcoholismo. El objetivo primordial es la reducción del 60% (al menos) de la ingesta inicial habitual.

Es recomendable comer frutas y verduras con alto contenido de potasio (cuando el paciente no sufra de insuficiencia renal). También, reducir el consumo de café y dejar de fumar.

Prevención:

El tratamiento a tiempo puede evitar complicaciones graves.

Posted in HipertensiónComments Off

Presión Arterial Alta


La presión arterial alta, la cual también se la conoce como hipertensión,  ocurre cuando su sangre circula por sus arterias a una presión mayor que la normal. Las arterias son como mangueras que llevan la sangre desde el corazón hasta el resto del cuerpo. Si usted dobla la manguera, aumenta la presión en el interior de ésta. Una presión arterial normal es menos de 120/80. Una presión arterial alta es 140/90 o mayor.

Si su presión arterial se encuentra entre 120/80 y 140/90, usted tiene lo que se conoce como “prehipertensión”, lo cual significa que si no toma medidas importantes, su presión arterial puede convertirse en presión arterial alta. La presión arterial en realidad son dos medidas separadas por una barra oblicua cuando se escribe, por ejemplo: 120/80. El primer número es la presión sistólica. Este es el valor más alto de la presión arterial, cuando su corazón está bombeando la sangre hacia afuera. El segundo número es la presión arterial diastólica. Esta es la presión que existe cuando su corazón se está llenando de sangre, es decir cuando se relaja entre latidos.

La presión arterial se mide mediante el uso de un manguito para presión arterial que se coloca alrededor de su brazo; se infla el manguito y se escucha el flujo de sangre. Su médico medirá su presión arterial en más de una visita para determinar si usted tiene hipertensión.

Tanto la presión arterial alta como la prehipertensión pueden dañar los vasos sanguíneos. Esto a su vez aumenta su riesgo de tener un derrame, una insuficiencia renal, enfermedad coronaria  y un ataque al corazón. Las personas deben chequearse regularmente la presión arterial ya que normalmente no hay síntomas que reflejen con facilidad si usted tiene una presión arterial alta.

El tratamiento comienza con cambios que usted puede hacer en su estilo de vida para ayudar a bajar su presión arterial y a disminuir su riesgo de tener una enfermedad coronaria; vea el cuadro abajo. Si estos cambios no funcionan, es posible que tenga que tomar medicamentos. Se recomienda:

•No fumar cigarrillos ni use productos derivados del tabaco.

•Perder peso si está pasado de peso.

•Hacer ejercicio físico regularmente.

•Comer comida saludable que incluya muchas frutas y verduras, y que tenga bajo contenido de grasas.

•Ensayar técnicas de relajamiento o de biorretroalimentación.

•Limitar la cantidad de sodio, alcohol y cafeína que ingiere.

Hay muchos tipos distintos de medicamentos que pueden usarse para tratar la presión arterial alta. A estos se conocen con el nombre de medicamentos antihipertensivos. Si su presión arterial sólo puede controlarse con medicamento, usted tendrá que tomar este medicamento por el resto de su vida. Es posible que necesite tomar más de un medicamento para ayudar a controlar su presión arterial. No deje de tomar el medicamento sin hablar con su médico, de lo contrario puede aumentar el riesgo de tener un derrame cerebral o un ataque al corazón.

 Tipos de medicamentos antihipertensivos:

 •Diuréticos: estos medicamentos ayudan a que su cuerpo se deshaga del exceso de sodio y de líquido, de modo que sus vasos sanguíneos no tengan que sostener tanto líquido.

•Bloqueadores (bloqueantes) beta: estos medicamentos bloquean los efectos de la adrenalina.

•Bloqueadores (bloqueantes) alfa: estos medicamentos ayudan a que sus vasos sanguíneos se mantengan abiertos.

•Inhibidores de la ECA: estos medicamentos evitan que los vasos sanguíneos se constriñan, mediante la reducción de la cantidad de angiotensina II que su cuerpo produce. La angiotensina II es una sustancia química que hace que los vasos sanguíneos se mantengan constreñidos (los hace más angostos).

•Bloqueadores de los receptores de angiotensina : estos medicamentos funcionan bloqueando el efecto de la angiotensina II sobre las células.

•Bloqueadores (bloqueantes) de canales de calcio: estos medicamentos ayudan a prevenir que sus vasos sanguíneos se constriñan bloqueando la entrada del calcio a sus células.

•Combinaciones: estos medicamentos combinan dos fármacos, por ejemplo, un inhibidor de la ECA o un bloqueador beta con un diurético.

Posted in Hipertensión, Su Salud A-ZComments (0)